• Superintendent's message banner

    Superintendent Matthew Duffy Estimados miembros de la comunidad:

    Dimos inicio al mes de mayo celebrando a 515 estudiantes participantes de la Promesa de Richmond de la ciudad de Richmond, incluyendo 319 alumnos de nuestras 10 escuelas preparatorias en el Distrito Escolar Unificado de West Contra Costa en la celebración anual de la Promesa de Richmond (Richmond Promise Scholars Celebration). Gracias a la Promesa de Richmond y a Chevron, la próxima generación de líderes tendrá la guía y el apoyo financiero para alcanzar y superar sus sueños universitarios.

    El estudiante de doceavo grado de la Escuela Preparatoria Kennedy, Cristian Valdez, dijo algo que realmente me llamó la atención y es algo en lo cual he pensado y continúo pensando. Cristian, quien planea continuar su jornada educativa en la Universidad Comunitaria de Contra Costa, dijo que la Promesa de Richmond fue un privilegio y que obtener ayuda de este tipo para alcanzar sus sueños fue "realmente genial".

    La Promesa de Richmond se trata de oportunidades, de abrir puertas y de apoyar a los estudiantes a través de sus carreras educativas. Como comunidad del Distrito (WCCUSD), nuestra meta es asegurar que todos los estudiantes en este Distrito tengan la oportunidad de alcanzar el éxito en todos los niveles y en todas las escuelas. La esencia del Mapa de Trayectoria del Distrito está edificada sobre esa idea fundamental. Mientras se acerca el final de mi tercer año, he estado pensando mucho en el Mapa de Trayectoria y su evolución. Parte de ese proceso es el crecimiento profesional que mi equipo y yo hemos estado realizando.

    A lo largo del año, mi equipo participó en una práctica en comunidad junto con otros distritos escolares. Esta práctica es conocida como la Docena que ejerce un aprendizaje más profundo, esta oportunidad de aprendizaje ha permitido que 12 distritos escolares de Estados Unidos y Canadá se unan para concentrarse en el aprendizaje más profundo, la equidad y el liderazgo. Después de nuestra última experiencia de dos días, me sentí inspirado por la idea de que la experiencia de aprendizaje de los alumnos debe ser el enfoque central de nuestro Mapa de Trayectoria, ya que brindando a los estudiantes experiencias de aprendizaje más profundas y auténticas es como apoyaremos nuestros objetivos del Mapa de Trayectoria.

    Regresé considerando que no hemos puesto realmente a los alumnos y sus experiencias escolares en el centro de lo que estamos haciendo todos los días. Nos estamos aproximando pero podemos hacer más. ¿Qué piensan los estudiantes sobre nuestras opciones de materiales de instrucción? ¿Cómo nos ayudan los estudiantes a obtener información de nuestras encuestas más recientes sobre el ambiente escolar? ¿Cómo nos ayudan los estudiantes a que los maestros sepan cuáles son sus áreas de fortaleza y de dificultad? Si queremos realmente transformar las experiencias de aprendizaje para los alumnos, debemos asegurarnos de que dichas experiencias estimulen a los estudiantes a participar activamente, presenten desafíos para los estudiantes y sirvan como medio de empoderamiento. Además, si realmente somos una organización de aprendizaje, también debemos hacer esto por los adultos que forman parte de nuestro sistema. En última instancia, son únicamente los estudiantes quienes realmente nos comunicarán si ellos están participando activamente, si están siendo desafiados y se sienten empoderados.

    Estoy más animado a liderar los esfuerzos para transformar las experiencias de aprendizaje para los estudiantes de nuestro Distrito (WCCUSD) para que cada día sea excelente para ellos, y asegurarme de que los resultados equitativos para todos los estudiantes sean un objetivo claro para eliminar la diferencia persistente entre el rendimiento académico de los diferentes grupos de alumnos en nuestro distrito. Si hacemos esto por los estudiantes más vulnerables y por aquellos que históricamente han recibido menos servicios en este Distrito, entonces el éxito de los alumnos surgirá.

    La responsabilidad es necesaria en la labor que realizamos. Necesitamos saber si lo que estamos haciendo es lo mejor para los estudiantes, y la responsabilidad es un componente clave para ayudar a evaluar y enfocar nuestros esfuerzos. Pero no puede ser lo único, y no puede ser lo que nos impulsa. Lo que nos impulsa debe ser la experiencia del estudiante, y como Distrito de aprendices, esto nos atañe a todos nosotros, desde los más pequeños en pre-escolar hasta los adultos que dirigen las aulas y escuelas. Si creamos un entorno en el cual los alumnos se sientan seguros, empoderados y comprometidos, los logros seguirán. Hay ejemplos de esto sucediendo en nuestro Distrito de salón en salón y de escuela en escuela. Tal es el caso de las escuelas: Shannon, Lincoln, Mira Vista, y De Anza.

    Así que al cerrar el ciclo escolar con ceremonias de promoción y graduaciones, animo a todos a que se unan a nosotros y nos ayuden a garantizar que los estudiantes estén siempre en el centro de todo lo que hacemos.

    Disfruten la temporada de celebraciones y felicidades a los estudiantes y sus familias por la reclasificación, a los estudiantes afroamericanos en la lista de honor y a los alumnos graduados del año 2019 por sus logros. Nos vemos en las escuelas.

    Trabajando en comunidad,

    Matthew Duffy
    Superintendente